miércoles, 13 de octubre de 2010

Ahora soy yo...


Incierta, insegura
y el miedo latiendo
pero ya sin retorno,
liberando amarres,
saltando al vacío
sin reconocer paisajes.

Se queda todo
sólo alegría en el equipaje
de dulce y amargo
el corazón rebosante.

En las manos protegida
la pequeña luz
de mi estrella guía
con magia de sueños creada
cada día.

Ahora soy yo quien habla,
esta es mi voz
y estas mis palabras,
firme en la marcha
y porque agoté este tiempo,
hoy soy yo
quien cierra la casa.


Asaysa Heras.

lunes, 31 de mayo de 2010

Vuelvo...



Hoy traigo un poema muy especial de mi amiga Juana que ha salido de un periodo oscuro como muchos hemos tenido.
Bienvenida y que hermosa esta poesía tan hermosa como tu alma.

VUELVO...

Vuelvo con fuerza,
vuelvo con rabia.
Se nublaron los días
ahogando mis ganas.

Quien un día se levanta
y encuentra vacía la vida
se ahoga la sonrisa
y se entenebrece el alma.

Quien intenta buscar sostén
y mira desesperada
ahogando la razón
en penas que no eran nada.

Salió el sol para mi hoy
hoy salió en mi mañana
encendió lo que me habita
y me he deslumbrado asombrada,
tengo tanta riqueza ¡Dios mío!
que no puedo abarcarla.

Juana Infante.

sábado, 29 de mayo de 2010

Recuerdo de un adios

Como alambre de espinos

me rodeo tu recuerdo
liberar el alma intentaba
y a jirones me quedaba.

En dama oscura me convirtió tu amor
conseguí huir de tí
liberé la luz de mi interior.

En soledad contemplé la casa que no existió
casa de miel y luna solo en mi imaginación.

Alejándome de ella
la angustia me fue inundando
por que pudo ser y no fue
¡ Qué lejos se va quedando!

Un horizonte amarillo persigue mi caminar
descienden las sombras
no tardaran en llegar.

Sin miedo en mi corazón
recorro este sendero
será que no queda sitio
o que aún lleno está de dolor.

----------------------------------

El tiempo curó mi herida
olvidé ya tu mirada
llegó, esperado momento
¡ Ahora sólo quiero calma!

Asaysa Heras.

viernes, 28 de mayo de 2010

Gracias por el premio...


Me siento emocionada y sin palabras por el premio otorgado por Mariant Íberi. Es un estímulo a seguir adelante viniendo como viene de una gran artista y mejor persona.
Lo colocaré en mi blog y me tomaré el tiempo que preciso para examinar blogs a los que designar para el premio.
Gracias Mariant por tu amistad, por tu colaboración en mis modestos sitios y por regalarnos tu arte.

domingo, 23 de mayo de 2010

Regalo flores...



Rosa blanca, para la amistad sincera
para manos generosas
siempre abiertas
para risas sonoras, cristalinas
para la sencillez, la modestia.

Almas que son grandes
ignorando esa grandeza.
afortunada me siento en su presencia.
Cardos del camino, para los que solo enredan
para los que sin dar piden
confundidos en engreimiento
por grandeza
no saben, pobres espíritus
cuan lejanos se encuentran de ella.
No merecen nada
salvo indiferencia
generoso acto regalar el cardo
aunque vulgar, como toda flor
algo hermoso encierra.
 Asaysa Heras.

sábado, 22 de mayo de 2010

¿ Qué queda?

Flowers, Beautiful Flowers,  Animated Flowers, Flores, Keefers Pictures, Images and Photos

Donde se junta un grupo de gente
puede preponderar lo grande y bello
que engrandece al ser humano ó derivar
hacia el mezquino de celos y envidias de unos cuantos
donde los otros son atacados,
presas fáciles sin poder defenderse, pues como grandes que son
no usaran jamás las mismas armas.
Sólo pueden alejarse hasta que se restablezca el orden
y de nuevo esté cada uno donde corresponde.
Este poema de Mariant está dedicado al paisaje
consecuencia cuando todo queda a merced de la vileza.
Asaysa Heras.


¿ Qué queda?

Ay de mi,
no la ven los ojos
si embozados en frágiles crisálidas
engañan corazones.
Al abrigo del calor del costado
se esquinan los reptiles,
escuché sus gentiles rugidos disfrazados
esconden sibilina su burda apariencia
de su presencia me avisó el frío,
una rendija se les abrió el alma
y en mi se heló la sangre,
en otros toca a llamada.
Se solazan en la tierra que conquistan
veo la hilera avanzar en el laberinto.
No dimensionan las letras mi pena,
mi ánimo pidió retirada,
se abrió el cofre del mal humano
y lejos tiran la llave para asentarlo,
se desdibuja la vereda,
les veo perderse en el gris de la niebla
del desaliento, la maldad y la desidia.
Es lo que tiene la actitud mezquina
pero no habrá paz
y se consumirá a sí misma.
Me sangran los pies
en cada paso que me alejo
por los que inconscientes secundan,
atrás no queda esperanza,
tarde o temprano bajará la noche
y envolverá las ruinas
lejanas bajo una fina lluvia
resbalará el agua por rostros cansados
sin vida en las pupilas.
Será vil y espeso su dolor,
apenas se hablará ya de fe y de alegría,
abandonados quedaran
en la hora sombría.

Mariant Íberi.

domingo, 16 de mayo de 2010

Desilusión


Deseo unos brazos
que envolvieran su cuerpo
que compartieran ternuras
y besos de amor y sueños.

Acíago fue el destino que llegó
que hizo errar la elección
quitó la máscara al corazón
y en medio de dolor te vistes.

No era el amante soñado
no fue dulce, ni fue atento
ni fue el principe del cuento
que alimentó tu ilusión.

Asaysa Heras.

viernes, 14 de mayo de 2010

Sur...




Esquina que espera,
que sueña en expansión y esperanza.
Cansancio milenario,
siempre olvidada
como la mujer que aguarda en puerto
el regreso del marino errante.
Belleza exuberante que atrapa al que pasa,
que absorbe fuerza vital
y luego se marcha.
Árida de sentires de tantos que se fueron
poseidos por el génesis de su alma marinera.
Enamorada del mar que la acuna,
abrazada a la tierra que la arraiga.
Soberbia, sabiéndose dueña de la luz que la inunda
y que regala a manos llenas.
Generosa despilfarra amor,
haciendo honor
al defecto andaluz del que será parte eterna.
Puerta abierta de almas peregrinas,
de buscadores de horizontes
que siempre lloraran su pérdida.
Sufridora solidaria
de desarraigados de vida que arrastran amarguras.
Sublime espectadora de pasados doloridos
y promesas futuras.
Esta es,
Asi es mi tierra del Sur,
siempre nuestra
Almería.

Juana Infante

lunes, 3 de mayo de 2010

En derrota.




En soledad acuden dudas
en derrota la firmeza
como olas que se llevan
de paseo la tristeza.

La ilusión tiene estas cosas
levanta castillos al aire
que una ligera brisa
los hace tambalearse.

Y el corazón sigue abierto
y va vertiendo la sangre
marcando el camino
y de tu recuerdo alejándome.

Un faro en la distancia
es la esperanza llamándome,
una mano cierra la herida
en la otra,
sin fuerzas para alcanzarla
intento apoyarme.

Mariant Iberi.

viernes, 30 de abril de 2010

Visceralmente


Te amo desde los centros.
Te amo de abajo arriba,
de dentro afuera se me sale el amor.
Te amo sin la cordura que me conocen otros,
para ti no soy comedida ni prudente.
Cómo me duele el amarte
frenándome los besos;
amor sin raciocinio, sin cautela,
sin posibilidad de tibieza cuando surge.
Se me sale el amor a borbotones
como el agua de fuente.
Te deseo, te pienso y te deseo,
imaginando manos que se buscan,
imaginando pieles que se tocan.
Y cuando me desgarro
pariendo el amor puro,
entonces te veo a ti, mirándome
y sé que no vas a defraudarme.

Aurora Boreal.

martes, 27 de abril de 2010

Nuevos horizontes


La inquietud de compañia
que aflora al caminar
clavo mis pasos
sin volver la vista atrás.


Desconocidos horizontes
infinitos,
puedo distinguir
sin equipaje de amarguras pasadas
como mochila en la espalda,
rotas las cadenas
solo futuro aguarda.

Penas, dolor y angustias
que me tenían varada
la experiencia,
una asignatura aprobada.


Incierta emoción
vendrán dudas, alegrías
quizá lágrimas, quizá amor.


Cierro la casa
no sé donde voy
ni la nueva morada
pertenezco ya al paisaje
que enmarcaba la ventana.



Asaysa Heras ( versos finales de M.I)

jueves, 22 de abril de 2010

Sirena.


Añadir imagen
Sirena
cansada de tu inmensidad acuática
siempre siguiendo a los barcos
tus ojos clavados en tierra
anhelando el mundo humano.
Lo abismal y lo profundo
no atraen ya tu mirada
siempre en verdes bosques puesta
de la espuma de las olas insatisfecha
soñando con correr entre la maleza.
Llevada por tu obsesión
te acercáste a las rocas
en día de tormenta
desafiando fronteras,
la furia del mar castigó
tu imprudente soberbia,
inerme y varada
ahora yaces en la playa.

Asaysa Heras.

martes, 20 de abril de 2010

Canto a la madre tierra.



A ti madre,
maltratada y malherida,
olvidada en la ignominia que te daña,
que destruye y profana.

A ti dadora de vida,
escucha la voz de los olvidados
de los que sufren la barbarie
de poderosos
que viles te explotan,
apelo a los espíritus
que integrados en tus entrañas
son fuerza y uno contigo.

En la altitud de las montañas
en la inmensidad de los mares
en la extensión de tus desiertos,
en el fluir de tus rios.

A tí sagrada tierra
que pese al desprecio,
sigues regalando tus dones.

¡¡Aguanta madre!!
No muy lejano,
llegará el tiempo,
se girarán los ojos,
desagraviaran el desplante.
Volverán todos a ti,
como hijos pródigos.


Davinia Infante.

sábado, 17 de abril de 2010

Mar


Mar, sereno y claro
placer de mis mañanas luminosas
Mar, negro de noche
espejo de lunas pálidas
y mis penas compartidas.
Mar, de lluvia suave
triste, como mis lágrimas en tu orilla.
Mar, de atardecer tranquilo
de suaves pisadas y serena calma
que se diluye en la suavidad de tus olas.
Mar, bravo
que golpeas con furia
erguida sobre las rocas
me salpicas con tu espuma.
Mar, de ocasos
donde el dorado sol se pierde a la vista
bañando de oro tus aguas límpidas.
Mar, compañero, confidente
dador de consuelo cuando lo he pedido.
siempre ahí,
mi mar querido

Asaysa Heras

viernes, 9 de abril de 2010

Niña que soñabas...




Niña de fantasias solitarias
de cuentos de duendes y hadas
de animales mitológicos
y ángeles de la guarda.
Refugiaron la inocencia
compensando ausencias,
abrazos, besos.
Niña de cristal,
de ternuras hambrienta
siempre metida en su mundo
creyendo ser una princesa.
Creció más tarde y aún soñaba
en caballos alados
y en principes encantados.
Nadie la avisó que la vida no es un cuento.
La golpeó la realidad
y aprendió del peor modo
que el bueno era el dragón.
Tribulaciones siguieron
en largas noches oscuras,
en agonías del alma,
sin creer ya en nada.
Pero el tiempo pasa
y hasta el dolor se acaba.
Amaneció un nuevo día,
le susurró la esperanza
sintió de nuevo que volvía
que sentía,
que respiraba.
Sonrie de nuevo ahora
pero no sé si por miedo
o será desconfianza
pero en el corazón lleva
puesta una coraza.

Asaysa Heras, Mariant Iberi.

martes, 6 de abril de 2010

Tu recuerdo




Cierro mis ojos
invocando tu recuerdo
aferrada a lo imposible.
Y eres luz en los momentos
oscuridad y soledad si te alejo.
Se ilumina mi risa
llega la noche si no pienso
en lo evocado busco refugio
me sostiene el sueño.
Olvido es vacio, nada
vida que acaba
me resisto, ignoro el tiempo
mi reflejo inexorable
incompatible es el deseo.
Dias llenos, risa fácil
gotas de felicidad
elixir de vida
la tristeza de tu ausencia
no la quiero,
mi mente ajena a la voluntad
vuelve
como retornando a casa.
Sueño imposible
o el vacio de la nada.
Me quedo el sueño
la realidad escapa.



Mariant Iberi.

domingo, 28 de marzo de 2010

Amigo...



Estimado Corazón,

abrigo de sentimientos
de futuros inciertos
pierdes Norte y Fe,
y yo que a veces
la sujeto con alfileres
con los ojos puestos en el infinito
en esta batalla que libro
donde en ocasiones me derrota el tiempo.

Te digo
que me llega tu lamento embozado
la angustia que engañas
como la imagen del espejo,
pero es abierto ventanal
que muestra de tus heridas sólo un bosquejo.

Desde la sencillez de mi alma
se me pierde el entramado de la tuya,
sólo un consejo,
haz de tu lucha
aunque efímera,
una victoria cada día
que tiempo perdido en la derrota,
el resentimiento sólo te embauca
hacia la oscuridad y las sombras.

Bajo este Cielo que cobija
que regala esperanza
y torna hasta las causas más perdidas
que invierte fortunas,
levantando lo hundido
y coloca abajo
lo que antes estaba arriba.

Todo es incierto, nada está escrito
y es nuestro paso
el que hace el camino.

Te regalo mi sonrisa blanca,
mi mano tendida,
me conformo con la tuya franca y amplia,
Como la mía,
limpia.

Mariant Iberi.

martes, 9 de marzo de 2010

Promesas


Ahora es pólvora mojada el lamento
ya no queda tanto pendiente
y los errores no persiguen
sentires latentes.

Y aunque cae la tarde con colores cenicientos
el dolor como polvo del camino queda,
aunque este en páramo yermo
el corazón desnudo,
sigo sobre viviendo a las horas grises
entre el amanecer y las tinieblas
donde libra la batalla el alma
pero ya no se derrota sola,
ya no son tantos los intentos
pese a la duda que asoma
que golpeaba tanto antes
como materia solida.

Ahora me grita una voz dentro,
en esta libertad que siento
que se abre paso
en mi mente caótica,
trae razones de promesas
de universos expandidos
donde no habitaran
ni el miedo ni las sombras
para fundirme en una orilla
para conocer del amor
algo mas que las espinas.
Mariant Iberi.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails